Curso de Radiestesia y Radiónica

Encuentra personas y cosas perdidas, envía energía a distancia.

Desarrolla tu capacidad de percibir las ondas que emiten los cuerpos.


Suscríbete a nuestra newsletter.


Descripción del curso

La radiestesia, también llamada rabdomancia, es una técnica antiquísima que hasta principios del s. XX se consideraba como uno más de los métodos de adivinación, junto con el tarot, la bola de cristal, la geomancia y otros.
Sabemos que todos los cuerpos vivos vibran y emiten ondas y tanto la radiestesia como algunas otras técnicas se basan en la capacidad humana de captar estas ondas o vibraciones y, en ciertas circunstancias, sostenerlas y hasta emitirlas a distancia, como en el caso de la radiónica, que también estudiaremos en este curso.
En el caso de la radiónica, esta se centra en las fuerzas que generan las enfermedades y les opone las energías naturales que producen la sanación. Para ello, se utilizan ciertos diagramas que entrelazan patrones geométricos y fuerzas magnéticas.
De acuerdo con la física cuántica, el universo está compuesto, además de por patrones geométricos, por información. La radiónica plantea que es posible transferir información sanadora a través del espacio de tal manera que informe al sistema al que se dirige de lo que es necesario hacerse para corregir el desequilibrio.
Por su parte, los péndulos y varitas son amplificadores de las percepciones que los radiestesistas y zahoríes sienten ante las radiaciones. Pero esta sensibilidad es una capacidad que todo hombre y mujer tiene, (también los animales y las plantas), aunque en nuestro caso es necesario desarrollarla mediante la práctica.

Objetivos:

El objetivo principal del curso es que los alumnos desarrollen la sensibilidad necesaria para captar y explorar el territorio de las energías y radiaciones invisibles.

Resultados de aprendizaje:

Al finalizar el curso los estudiantes serán capaces de:

Aportación: